Ciudad de México.- Pese a contribuir con más de 700 mil empleos, generar 52 mil millones de dólares de divisas y tener presencia en 14 entidades del País, hoy la industria automotriz vive una de sus peores amenazas con la llegada de Donald Trump a la Presidencia de EU.

Estadísticas reflejan que la cadena automotriz y de autopartes es la "joya" del sector manufacturero en México, y su estancamiento o debilitamiento tendría serias consecuencias económicas.

La fabricación de autos y autopartes ocupó el año pasado a 764 mil personas, lo cual equivale a un quinto de todo el empleo manufacturero y coloca al País como el séptimo productor mundial, según el Inegi y OICA.

México produce diariamente 9 mil 494 vehículos y la proyección de la industria, antes de las amenazas de Trump, es que para 2020 se llegaran a 14 mil diarios.

Entre enero y noviembre de 2016, la industria automotriz exportó 103 mil 481 millones de dólares, también una tercera parte de las ventas totales que el País hizo en ese periodo, de acuerdo con el Banco de México.

La inversión para el sector, entre 1999 y el tercer trimestre de 2016, sumó 50 mil 133 millones de dólares, correspondiente a 22 por ciento del total del sector en los mismos años.

Para esta industria se ha creado toda una política de atracción y mantenimiento: desde los incentivos para que empresas extranjeras se asienten en el País hasta clusters de producción que aseguran que la proveeduría está lo más accesible posible.

Por ello, actualmente existen 20 complejos industriales de las armadoras en México, los cuales se ubican en 14 entidades del País.

Además, se trata de una industria que desde su inicio, se enfocó intencionalmente al mercado estadounidense, a donde se envían 86 por ciento de las exportaciones totales del sector.

De hecho, de los 48 modelos de autos que se hacen en el País, 16 son exclusivamente para EU.

"Las estrategias exportadoras de las grandes armadoras con presencia en México está apoyadas en las ventajas que ofrecen los diversos TLC, en especial el TLCAN, y que convierten al País en una excelente plataforma de exportación a EU", señala el documento "La Industria Automotriz Mexicana, Situación Actual y Oportunidades", elaborado por ProMéxico.

Andrés Lerch, líder de la industria automotriz en México de la firma EY, explicó que las amenazas de Trump tienen riesgos importantes para México, algunos de los cuales podrían convertirse en problemas reales.

Entre estos, están la renegociación del TLC y que resulte desfavorable para el País, que se pongan restricciones a la inversión estadounidense o la imposición de aranceles.

Pero, con todo y eso, precisó que el tamaño de la industria es tal que tampoco se frenaría de inmediato ni totalmente.

REFORMA/Foto: REFORMA