Imelda Melchor

El Mundo de Córdoba


Sentado en la cama y sosteniendo en sus manos en una andadera, Alejandro Ameca Paredes, aún recuerda el accidente en el que resultó con fractura de cadera y golpes en el cuerpo al caer al vació y quedar encima de la caja del carro, dejándolo inconsciente.

“Los gritos de auxilio se empezaron a escuchar cuando el conductor se pasó el tope y no pudo controlar la unidad, lo que hice fue rezar y pedí a Dios que me salvara, porque no había nada que detuviera el camión”, recordó al mismo tiempo que agachó la mirada. Dijo que desde que salieron el autobús comenzó a fallar.

Alejandro, también conocido como “Zague”, por haber sido auxiliar del equipo de fútbol, estuvo internado en el hospital Covadonga alrededor de un mes, ahí recibió una cirugía y al dejar de ir a terapias de rehabilitación por la falta de recursos económicos, hoy sufre intensos dolores y cuenta que se desespera por no poder caminar.

“Lloro y le digo al de arriba que porque no me anotó en su lista para que estuviera ahorita con mis compañeros que en vida me apreciaron, se me acaba la paciencia el no poder volver a caminar como antes, y es triste recordar la horrible pesadilla de ese domingo”, comentó el joven de 29 años de edad y reconoció el apoyo que recibieron en ese momento por parte del Gobierno del Estado, quien asumió los gastos de los lesionados.

Con lágrimas, Jenni Gómez Morales, sobreviviente del accidente del autobús de pasajeros, narró el momento de la tragedia en el puente deAtoyac, y recordó el momento del accidente, donde el conductor perdió el control de la unidad que se quedó sin frenos, lo único que hizo es agarrarse fuertemente del asiento y encomendarse a Dios. Sus dos hermanas acompañaban al equipo, pero desafortunadamente Fátima murió en el accidente. “La herida sigue abierta y tardará para sanar”.

“Ha pasado un año del accidente, pero sigo haciendo mi vida normal. Es lamentable que varias personas hayan muerto, aunque a veces el recuerdo viene a mi mente de los gritos de desesperación, yo iba sentado enmedio y por el impacto quede inconsciente pero al despertar estaba abajo del camión y como pude salí para ponerme a salvo”, dio a conocer Eduardo Ameca Rivera, sobreviviente y jugador.