CIUDAD DE MÉXICO.- Marcelino Perelló, catedrático de la UNAM, identificado con el movimiento del 68, volvió a transmitir su programa Sentido Contrario, que pasaba por Radio UNAM, hasta el 7 de abril, cuando la universidad lo canceló por sus comentarios sobre el caso de Los Porkys.

Utilizando la plataforma Spreaker, dedicado a difundir y crear podcast, Perelló regresó a los micrófonos el martes pasado, tras el primer intento fallido, el martes 11 de abril, que habría dado a conocer a través de redes sociales.

En la transmisión, Perelló contó que se canceló el contrato que tenía con una casa editorial para publicar su libro sobre el 68.

"Yo había firmado un contrato hace unas semanas con el grupo editorial poderosísimo que es Random House Mondadori, para escribir ese eternamente proyectado libro, mi libro, sobre el 68. Finalmente me decidí y escribí el libro. Estaba esperando que me dieran el anticipo. Hace tres semanas, firmé el contrato.

"Ayer me hablaron para decirme que el proyecto se cancela, por los principios éticos de Random Mondadori, y porque el libro iba a ser saboteado y arrinconado por los distribuidores", contó Perelló.

A su parecer, fue un error por no haber entendido que el libro de alguien impopular se convierte en algo altamente popular.

"¿Quién es el persona más popular de México en este momento, después de mí? Javier Duarte", dijo.

El aún catedrático de la UNAM retomó la polémica que se creó tras sus declaraciones al aire sobre el caso de Daphne Fernández, quien denunció haber sido atacada sexualmente en 2015 por Los Porkys.

Cuando un juez señaló que uno de los involucrados estaba libre de cualquier delito, la opinión pública condenó el actuar del juez. No así Perelló.

En el programa del 28 de marzo, el ex líder del 68 rechazó que se tratara de una violación. "La violación implica, necesariamente, verga. Si no hay verga, no hay violación", dijo. "Eso de que te metan los dedos no es para armar un desmadre estrepitoso".

Y zanjó: "Hay mujeres que sólo han sentido un orgasmo cuando son violadas".

En el programa transmitido por internet, volvió a hablar sobre este último punto.

"Que una ama de casa, viejita, se asuste cuando se diga que hay mujeres que sólo llegan al orgasmo cuando se viola, es natural, pero en un espacio donde se estudia estos fenómenos es inaceptable".

Perelló calificó de exagerada e impropia la medida que tomó la Máxima Casa de Estudios.

Su cuenta de Twitter fue cancelada por la red social.

Además, aceptó que su caso ha dañado a su familia.

"Mi familia se ha visto fuertemente lastimada. Mi hija, mi hermana, mi esposa son víctimas colaterales de este asunto".

REFORMA