Venden cigarros, pese a prohibición
 
 
 
Local PDF Imprimir E-mail
Venden cigarros, pese a prohibición
<br />
<br />
]

Esta práctica continúa contra lo que establece la Ley del Tabaco;
no obstante, el inspector de Comercio dice que es esporádico

Sábado, 20 Octubre 2012

Apolinar Velazco
El Mundo de Córdoba

A pesar de que la Ley General para el Control del Tabaco y su Reglamento, prohiben la venta y comercialización de cigarros sueltos, la realidad en la ciudad es otra.
A diario y en especial en las noches, el comercio de este producto se lleva a cabo sin ningún problema, siendo los vendedores ambulantes los que realizan principalmente esa actividad.
Frente a los establecimientos de diversión nocturna como bares, cantinas y discotecas, se instalan los vendedores informales en espera de la salida de los consumidores para ofrecer los cigarros.
Aunque es claro este panorama, ni la Dirección municipal de Comercio, ni las autoridades de salud parecen tener control total del expendio detallado de la nicotina.
Y es que para doña María, una abuela de 65 años, la necesidad y la petición de cigarrillos por parte de los jóvenes cada vez que se acercan a su pequeño carrito de venta de botanas y caramelos, hace que venderlos sueltos sea una opción viable y un poco lucrativa.
No conoce de leyes, ni reglamentos, según dice, sólo sabe que en su casa tiene hijos y nietos que alimentar. Aunque su avanzada edad le impide desplazarse por todos los lugares de la ciudad, el centro es el punto donde normalmente se instala. “Pues dos o tres cajitas vendo al día, en la noche más todavía”, indicó.
Cuatro pesos es el valor que tiene cada uno, cifra que para un fumador no habitual resulta fácil de costear. Luis González de 28 años de edad, precisó al momento de comprar uno que “una cajetilla de cigarros no voy a comprar, esto es nada más para pasar el antojo. La caja cuesta 38 pesos y por supuesto no me la fumo toda”.
María, quien habita en la zona de Los Filtros y todas las mañanas se viene caminando al centro desde allá, expresó que “hay que trabajar, si uno no trabaja no come. No sé si esté prohibido, pero éste es el único sustento que tengo para tener así sea un poquito de dinero”.
“Cuando más le prohiben a la gente que no haga las cosas, más rápido las hace”, indicó Mauricio, un joven que se dedica a recorrer los sitios de consumo de alcohol y baile. “Si a uno no le compraran, no vendiera, pero es que los chavos cuando ya están bebiendo, les provoca un cigarro y pues salen y uno se los vende”.
“Yo no creo que se acabe la venta de cigarros sueltos, es más, hay tiendas de abarrotes donde también los venden así, entonces si en esos puestos no hacen nada, menos a los que nos dedicamos a vender en las calles”, consideró el comerciante informal.

Disminuye venta
en menudeo
El director municipal de Comercio, Jorge Vélez González, minimizó esta problemática al decir que la venta al menudeo ha disminuido y son pocos los irregulares que siguen con este tipo de comercialización, a sabiendas de que está prohibido.
“En las noches es probable que te acepte que los venden, porque yo mismo he visto algunos esporádicamente, que por ahí andan vendiendo sus cigarros”, reconoció el funcionario cordobés, a la vez que aseguró que “nosotros tenemos muy bien instruidos a los inspectores para que estas personas se abstengan de vender”.
En su despacho, dijo, ha recibido de manos de los dos inspectores de bares y cantinas, últimamente pocos reportes al respecto. “Antes, el año pasado, recibía los reportes de que por lo menos 10 vendedores, ahora en el último reporte de nada más tres, que son personas que vienen de afuera y se dedican a esto”, contabilizó.
Expresó que muchas veces el comercio se da en complicidad con los administradores o dueños de los establecimientos, pues son ellos, los que les permiten la entrada. “La verdad tenemos que vigilar un buen universo de locales en las noches, pero cada vez vemos pocos vendedores”, insistió.
  Compartir  
 
PUBLICIDAD

Escríbenos
Ayúdanos a construir El Mundo de Córdoba envíanos tus quejas, denuncias y comentarios a redaccion@elmundodecordoba.com

PUBLICIDAD

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.

// -->