Caracas.- Las autoridades venezolanas impidieron a los expresidentes de Bolivia Jorge Quiroga y de Costa Rica Miguel Ángel Rodríguez visitar en su casa al dirigente de oposición Leopoldo López, denunció la esposa de este político que cumple una condena de casi 14 años de cárcel ahora en su domicilio.

"La dictadura no permitió que los presidentes Quiroga y Rodríguez pudieran ver a Leopoldo en nuestra casa", escribió en su cuenta de Twitter la esposa de López, Lilian Tintori, que difundió también una fotografía frente a su vivienda de Caracas acompañada de los dos exmandatarios.

Qurioga y Rodríguez forman parte del grupo de cinco expresidentes de varios países de América Latina que han participado hoy como observadores en la consulta opositora para pedir el rechazo al proceso constituyente activado por el Gobierno chavista de Venezuela.

Los otros tres exgobernantes presentes hoy en Venezuela son el mexicano Vicente Fox, el colombiano Andrés Pastrana y la costarricense Laura Chinchilla.

Los cinco políticos han mostrado su respaldo absoluto a esta consulta convocada por la oposición al margen del Gobierno y del poder electoral, y han visitado este domingo varios centros que fueron habilitados en Caracas para el referendo opositor en el que votó el propio López desde su domicilio.

López es considerado un preso de conciencia por Amnistía Internacional y fue trasladado el pasado 8 de julio a su casa después de permanecer más de tres años y cuatro meses en el penal militar de Ramo Verde, en los alrededores de la capital venezolana.

El fundador del partido Voluntad Popular sigue cumpliendo en su casa la pena a la que fue condenado en 2015 al ser declarado responsable de la muerte de tres personas por la violencia ocurrida en una marcha opositora que había convocado junto a otros dirigentes antichavistas.

Tras su traslado a su domicilio, López, de 46 años, ha reafirmado su apoyo a las manifestaciones en las calles contra el presidente Nicolás Maduro, a quien la oposición pide a través del referendo que convoque elecciones y desconvoque la Asamblea Nacional Constituyente que será elegida el próximo 30 de julio.

La oposición ve en este cambio constitucional impulsado para "fortalecer la Revolución" por el chavismo un intento de "consolidar una dictadura" en el país.

Agencia EFE