Xalapa, Ver.-Con apenas ocho meses y dos días en el cargo, Clementina Guerrero García fue una de las secretarias de Finanzas y Planeación más polémica y criticada de la administración del gobierno estatal.

En plena crisis económica la académica, ya con cargo en mano, llegó en un coche de lujo al Congreso local – que dijo era prestado- para una reunión con diputados locales, dejó plantados en más de dos ocasiones a alcaldes que exigían el pago de sus participaciones federales, e incumplió con el ajuste al presupuesto que hoy se ejerce.

La ex administradora de la Universidad Veracruzana (UV), quien hoy asume la coordinación de asesores, fue requerida en más de una ocasión por los legisladores locales, sin que la Junta de Coordinación Política (Jucopo), emitiera un acuerdo para citarla a comparecer.

También fue cuestionada por “limitar” a los diputados locales la información sobre la deuda pública del Estado, lo que ha impedido a la Comisión de la Verdad avanzar para conocer el monto de la deuda en los últimos 12 años de gobiernos.

Fue la responsable de la contratación de dos créditos para el pago de nómina y aguinaldo en el mes de diciembre que hoy generan nuevos pasivos por más de 4 mil millones de pesos.

Llega como moneda de cambio ante presión de alcaldes del PRI-PAN

La llegada de Clementina Guerrero a la administración pública se anticipó al bienio de Yunes Linares, actual gobernador, al rendir protesta el 13 de noviembre de 2016.

Hay que recordar que alcaldes del PAN y PRD tomaron las instalaciones de palacio de Gobierno y Casa Veracruz para exigir el pago de fondos federales, y condicionaron la liberación del inmueble a la salida anticipada del entonces secretario Antonio Gómez Pelegrín.

En ese entonces pidieron un enlace o encargado de despacho que permitiera hacer un balance de la situación que privaba en Sefiplan y garantizar el pago de fondos federales del ejercicio fiscal 2016.

Sin embargo ese es un tema que tampoco se ha resuelto, pues el gobierno del estado aun debe más de 4 mil millones de pesos a alcaldes por participaciones no entregadas por Javier Duarte y se desconoce cuándo podrían liberarse estos recursos.

Le dan “aventón” en carro de lujo

Apenas con un mes y 15 días en el cargo – el 28 de diciembre- la funcionaria estatal llegó en un Audi al Congreso local, hecho que fue criticado por los medios de comunicación, pues en medio de una crisis económica estatal ella arribó en un carro con un costo superior a los 750 mil pesos.

En respuesta a ese hecho la funcionaria estatal aseguró que le dieron un aventón para llegar a palacio legislativo, “No lo puedo decir, pero imagínense nada más el problema financiero que tiene Veracruz y nos estamos fijando si me bajo de un Audi, ¡por Dios!”, exclamó.

“Nos agarro de pendejos”, reclaman alcaldes a Clementina

Durante los meses de enero y febrero fue la integrante del gabinete yunista más criticada, después de dejar plantados a los alcaldes de oposición en dos ocasiones, ante la exigencia de entregar un calendario de pagos de los más de 3 mil millones de pesos que retuvo la pasada administración

Diputados locales y munícipes arremetieron contra la funcionaria que no llegó a las reuniones pactadas el 17 de enero y el 15 de febrero, por lo que se pidió su comparecencia.

Para marzo las críticas se dieron de parte de los integrantes de la comisión especial para conocer la verdad de la deuda pública, integrada por Sergio Rodríguez y los panista Rodrigo García y Juan Manuel Unanue.

El pleno del Congreso validó la creación de una comisión especial que iba a revisar la deuda contraída desde Miguel Alemán hasta Javier Duarte y se les dio 5 meses para integrar un dictamen.

Para esa fecha ya habían trascurrido dos meses sin que la funcionaria respondiera a los oficios para proporcionar información a los legisladores que permitiera conocer la totalidad de los pasivos del Estado.

Reestructuración de la deuda atorada

El pasado 17 de marzo el pleno del Congreso aprobó la reestructuración de la deuda pública, y es responsabilidad de Sefiplan el renegociar los plazos y el monto del interés que se habrá de pagar.

Se dijo que la negociación con los bancos llevará al menos dos meses, por lo que la funcionario dejo el trámite a medias.

Sefiplan entrega un ajuste al presupuesto, gobernador dice que no lo aplicará

En el mes de diciembre el Congreso local aprobó una prórroga de tres meses para adecuar el gasto de los 101 mil millones de pesos de presupuesto del Estado para el 2017.

Por el congreso desfilaron secretarios y directores para hacer ajustes al gasto de presupuesto, previo a que se venciera el plazo la funcionaria se reunió con los legisladores para plantear un ajuste al gasto.

Sin embargo, al momento de notificar al Congreso, el gobernador evitó dar validez al documento que planteó Clementina Guerrero.

En su comunicado a los legisladores, el Ejecutivo afirmó que las adecuaciones se darían a lo largo del año, una vez que se consolidara la reestructuración de la deuda pública.

A la fecha el presupuesto 2017 no se ha adecuado como se prometió en el mes de Diciembre, y el gobierno de Yunes se quedó con el presupuesto presentado por el entonces gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado.

Anuncia recorte de personal en todas las dependencias

Finalmente, en el mes de junio la Sefiplan publicó en la Gaceta Oficial del Estado el Programa Estatal de Finanzas Públicas que incluye, entre otras medidas administrativas, el programa de retiro voluntario de burócratas.

Además se anunció que se pretende individualizar las cuentas del IPE, lo que generó severas críticas y el deslinde del titular del Instituto, Hilario Barcelata quien señaló que ellos no contemplan esa posibilidad.

Agencia AVC