La necesidad de “fama y primicia” causan un efecto negativo en la ciudadanía que replica información falsa en las redes sociales, sin consultar su veracidad o analizar su efecto nocivo que daña a terceros, afirmó la maestra en Letras y redactora en la revista Etcétera, Regina Freyman Valenzuela.

En una época en la que existen mensajes virales en redes sociales difundiendo información falsa, supuestos actos delictivos o venta de productos de dudosa procedencia, donde el último apuntó a un comercio de carnes frescas ubicado en la avenida 11 y calle 3, al que acusaron de la ‘venta de carne humana’, Freyman explicó que es necesario hacer conciencia y educar sobre el uso responsable de las redes sociales, su alcance e impacto.

“En un país como el nuestro donde se ha perdido credibilidad con las instituciones, todos queremos tener primicia y de pronto no verificamos la información y replicamos la nota porque queremos llegar antes que los demás, la competitividad hace que seamos poco reflexivos, no verificamos que la fuente sea correcta; hay una necesidad de liderazgo, de la prontitud, a nadie importa ya la verdad por sí misma, le importa esa verdad que los hace quedar bien”, dice Freyman, egresada de la Universidad Autónoma de México (UNAM).

Según la experta en redes sociales, con la aceptación de una publicación en internet que alcanza un número considerable de “likes”, genera un estatus de “fama” que causa efectos en el cerebro y detona en dosis de Dopamina, con un efecto similar al que produce un abrazo.

Respecto a las afectaciones que estos mensajes pueden causar, pide a las instituciones intervenir y “educar” a los ciudadanos y niños sobre el uso concienzudo de que “todo aquello que sucede en la red repercute en la vida real”; a este análisis pide a los padres de familia sumarse para reforzar desde el hogar y crear restricciones sobre el uso del internet y sustituir con actividades recreativas.

 

II V. MONTALVO RAMOS

EL MUNDO DE CÓRDOBA