Xalapa.- El ex gobernador interino de Veracruz, Flavino Ríos Alvarado, fue internado este domingo en un hospital privado de esta ciudad, debido a complicaciones en su salud causadas por la presión arterial.

El Gobierno del Estado informó que la decisión de sacarlo del penal de Pacho Viejo y llevarlo a un nosocomio se tomó luego de que se le detectó presión arterial alta, con precedente de preinfarto.

El pasado domingo 12 de marzo, Ríos Alvarado fue detenido por elementos de la Fiscalía General Estado cuando salía de su domicilio particular.

Apenas este sábado, en audiencia a las 08:00 horas, la jueza Alma Leyda Sousa dictó vinculación a proceso y prisión de seis meses preventiva por los presuntos delitos encubrimiento, tráfico de influencias y abuso de autoridad vinculados a la fuga del ex gobernador, Javier Duarte de Ochoa, ahora prófugo de la justicia.

Este domingo se conoció que Ríos Alvarado fue trasladado del penal para la ciudad capital e internado en un hospital privado a fin de que reciba atención médica, por problemas en su salud.

Para las 16:00 horas, de este domingo, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) que tiene bajo su responsabilidad los penales de Veracruz, a través de la Dirección General de Prevención e Inserción Social emitió un comunicado en el que confirma que “Por razones de salud, Flavino Ríos Alvarado fue trasladado a un hospital de la Ciudad de Xalapa. La madrugada de hoy”.

El texto de la SSP refiere que “el interno solicitó al servicio médico del centro penitenciario de Pacho Viejo que se le practicara un examen del cual se desprendió que presenta hipertensión arterial con antecedente de preinfarto hace tres años, tres meses”.

El comunicado menciona que el médico de guardia del Cereso, recomendó su traslado a una institución hospitalaria, mismo que se llevó a cabo con la anuencia escrita del procesado.

El Gobierno no proporcionó más detalles sobre el estado de salud del ex Mandatario priista. Tampoco se dio a conocer el nombre del hospital al que fue llevado.

 

II AVC