Guatemala.- El ex gobernador Javier Duarte de Ochoa se reservó su derecho de aceptar o no la extradición de Guatemala a México por los delitos de delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita.

La “resistencia” de Duarte es con el argumento de esperar a que se reciba y evalúe la solicitud formal de México.

Fuentes de la Secretaría de Relaciones Exteriores indicaron que esto equivale a rechazar asistencia consular, pero el Consulado verificará que reciba debido proceso.

Durante la audiencia en el Tribunal de Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente en Guatemala, Duarte señaló que esperará a que el gobierno mexicano envíe de manera formal la solicitud de extradición a Guatemala para tomar una decisión.

La audiencia entró a un receso para que él discutiera con sus abogados su decisión.

Al reinicio del procedimiento judicial, el juez Adán García le preguntó a Duarte si aceptaba o no la extradición inmediata y éste respondióque se reservaba el derecho.

Al tomar la voz señaló: “No puedo allanarme, me reservo derecho hasta que llegue la solicitud formal del Gobierno mexicano”.


II Agencias