Ser feliz no implica tener dinero o comer en los mejores restaurantes. Para ser feliz, dicen payasitos, basta con tener una familia y mostrar siempre una sonrisa.

Pestañita Feliz del Ojo Alegre, payasita de oficio desde hace 14 años, mencionó que ser feliz nos libra de muchas enfermedades. “Muchas veces no necesitas gastar, si tengo mis hijos los puedo sacar a pasear con una simple botellita de agua. Ese momento a sus hijos no se les va olvidar nunca”.

Afirmó que la felicidad se logra teniendo un buen estado de salud y sobre todo a la familia unida. “Siendo feliz te sientes bien físicamente, moralmente. Sería bueno que este día se la pasen con la familia. Yo estaré en casa lavando”.

Bonín Di Caprio del Barco Hundido, quien también se dedica a ser payasito, afirmó que la felicidad se logra teniendo una actitud positiva.

“Con la felicidad se liberan muchas cosas malas del cuerpo. Siempre hay que ser positivo, podemos ser felices yendo al cine, nadando en una alberca, jugando, pero más que nada olvidándose de lo malo”.

Recalcó que los problemas, por graves que sean, siempre se van a resolver. “Si uno se preocupa termina enfermándose y sufriendo.

Finalmente, Yoni Cachirote, payasito desde hace 12 años, mencionó que siendo feliz haces feliz a los que están a tu alrededor. “Ser feliz es la mejor medicina para cualquier enfermedad. En los hospitales trabajamos dando felicidad a los niños, olvidándose un rato que tienen tal enfermedad”.

Puntualizó que los payasitos, al igual que todas las personas, disfrutarán el Día de la Felicidad en familia.


ii Noé Carrillo Molina

El Mundo de Córdoba