Para la guapa Vanessa Abarca y el entrenador físico Osmar Balderas, el amor llegó entre pesas, aparatos y rutinas de ejercicio que realizaban día con día. Osmar -un joven fisicoculturista multipremiado- ya entrenaba en su gimnasio cuando hace tres años comenzó una relación con Vanessa, a quien conoció ahí. El flechazo fue inmediato y luego de conocerse por un tiempo, el amor entre ellos fue surgiendo, por lo que ambos unieron este gusto por el ejercicio y así poco a poco, fueron trabajando por las mismas metas, las cuales los han llevado a ser una de las parejas más destacados de fisicoculturistas en Córdoba.


A ellos, el ejercicio los ha llevado a un nivel de máxima confianza en su relación, teniendo presente siempre la comprensión y sobre todo el gran apoyo mutuo para conseguir los objetivos que se proponen. Su trabajo diario en el gimnasio los ha unido en su relación, volviéndose cada uno una parte muy importante del otro, pues en el ejercicio se apoyan en cada levantamiento de pesa, en cada esfuerzo realizado para poder lograr una repetición más. La motivación es parte fundamental de la joven pareja, impulsando la preparación para sus competencias donde siempre se destacan por su máximo rendimiento.


Vanessa y Osmar coinciden e invitan a todas aquellas parejas que quieran realizar ejercicio o cualquier actividad física, que la hagan juntos, desde lo más básico como ir a correr o el inscribirse a un gimnasio, pues les aseguran que esto los ayudará a tener una relación más cercana con su pareja, un apoyo de ambos para conseguir los resultados deseados y sobre todo una vida más saludable.


LA FRASE:

“Ejercitarnos juntos ha fortalecido nuestra relación, pues ambos perseguimos las mismas metas, pues amamos hacer ejercicio y compartir este gusto...”


Luis Bringas

El Mundo de Córdoba

Benjamín Crespo