Ciudad de México.- Donald Trump Jr., hijo mayor del Presidente estadounidense, conversó directamente con Wikileaks en varios puntos de la campaña presidencial a través de Twitter.

Así lo reveló ayer The Atlantic y poco después fue confirmado por el propio Trump Jr., quien hizo públicos los mensajes privados que intercambiaron.

La cuenta de Wikileaks, organización especializada en filtraciones de información y dirigida por Julian Assange, fue con diferencia la más interesada en establecer contacto con el hijo del Mandatario, quien no contestó a la mayoría de sus solicitudes.

Sin embargo, Trump Jr. sí respondió en ocasiones para ayudar a la compañía o para agradecer su labor.

El 20 de septiembre de 2016, Wikileaks envió el siguiente mensaje privado de Twitter al hijo del Presidente: "La web anti-Trump putintrump.org, creada por un PAC (Comité de Acción Política), está a punto de lanzarse (...) Hemos adivinado la contraseña, es "putintrump" (...) ¿Algún comentario?".

"Off the record, no sé lo que es, pero preguntaré por aquí. Muchas gracias", contestó Trump Jr. a la mañana siguiente.

The Atlantic reportó que el hijo del Mandatario escribió a continuación un correo a Steve Bannon, entonces jefe de campaña, Kellyanne Conway, portavoz, Brad Parscale, director de medios digitales, y Jared Kushner, yerno y asesor de Trump, para hacerles saber que Wikileaks se había puesto en contacto. Es decir, toda la cúpula de la campaña presidencial del candidato republicano estaba al tanto.

En otra ocasión, el 3 de octubre de 2016, la organización solicitó a Trump Jr. que impulsara una historia sobre la candidata demócrata, Hillary Clinton, algo a lo que éste respondió afirmativamente.

"Hey Donald, es genial ver que tú y tu padre hablan de nuestras publicaciones. Recomiendo fuertemente que tu padre tuitee este enlace si nos menciona", agregó Wikileaks el 9 días después.

Tan sólo 15 minutos después, el Presidente tuiteó un mensaje en apoyo al ente informativo.

"Muy poco uso por parte de los medios deshonestos de la increíble información proporcionada a Wikileaks. ¡Qué deshonesto! ¡Sistema amañado!", publicó Donald Trump.

Estos mensajes, entre otros, están siendo evaluados por los investigadores del Congreso encargados de determinar si el equipo del Presidente colusionó con Rusia para perjudicar a Clinton en las elecciones de 2016.

Durante la campaña, Wikileaks hizo públicos los más de 2 mil correos del Partido Demócrata y la campaña de de su candidata que, de acuerdo con los servicios de inteligencia estadounidenses, habían sido hackeados por agentes rusos que seguían las órdenes del Kremlin.

La correspondencia, mayoritariamente unidireccional, entre la organización y Trump Jr. se extiende hasta julio de este año, tres meses después de que el director de la CIA, Mike Pompeo, calificara al medio de Assange como un servicio de inteligencia hostil que amenaza a las naciones democráticas y se alía con dictadores.

TABLA

Apoyo mutuo

Las conversaciones revelan que ambas partes se ayudaban entre ellas.

2016

Septiembre 20

Wikileaks avisa a Donald Trump Jr. sobre una web creada por una plataforma anti-Trump y le pide más información. "Preguntaré por aquí. Muchas gracias", responde éste.

Octubre 3

La organización solicita a Trump Jr. que impulse una historia sobre Hillary Clinton. "Ya lo hice esta mañana", responde el hijo del Presidente, quien también pregunta a Wikileaks por unas filtraciones.

Octubre 10

Durante un mitin electoral en Pennsylvania, Donald Trump alaba a la organización por publicar los correos hackeados al Partido Demócrata. "¡Me encanta Wikileaks!", exclama ante los asistentes.

Octubre 12

El ente de Julian Assange agradece al hijo del Mandatario y a su padre la difusión de sus publicaciones y recomienda utilizar un enlace a su web. Quince minutos después, Donald Trump escribe un tuit en apoyo a Wikileaks.

Octubre 14

Trump Jr. tuitea el enlace que la organización le había proporcionado. "Para aquellos que tienen tiempo de leer sobre toda la corrupción e hipocresía, todos los correos de @wikileaks están aquí", escribe.

Agencia Reforma