Redacción

El fotógrafo y reportero Edgar Daniel Esqueda Castro que fue reportado como desaparecido la mañana de ayer en San Luis Potosí fue encontrado muerto, informaron medios locales y fue confirmado por el diario digital Vox Populi SLP, sitio para el que trabajaba.

"Amigo, hoy te perdimos, te quitaron la vida de una forma tan cobarde, tú salvaste muchas de forma tan valiente, sé que descansas ya en paz”, informa Vox Populi en su fanpage de Facebook.

“Lamentamos informar que el día de hoy fue encontrado el cuerpo sin vida del reportero y brigadista Daniel Castro, maniatado y con huellas de tortura. Estamos con su familia, con su hija Daniela de un año. No se mata la verdad matando periodistas”, añade.

El cuerpo de Esqueda Castro fue hallado cerca del aeropuerto internacional Ponciano Arriaga, justo en la entrada de la Terminal Aeroportuaria y Visas del Ferrocarril, reportó el sitio web de La Jornada de San Luis.

Citando a la Procuraduría General de Justicia del Estado, La Jornada informa que el cadáver corresponde al periodista gráfico Edgar Daniel Esqueda Castro, que fue sacado de su domicilio con uso de violencia por un grupo de hombres armados.

Ayer, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés) denunció en Nueva York la desaparición del fotógrafo y pidió que “las autoridades en el estado de San Luis Potosí y las autoridades federales mexicanas deben encontrar a Edgar Daniel Esqueda Castro de manera inmediata y traerlo a un lugar seguro”.

Vox Populi reportó un día antes del hallazgo que Esqueda Castro había sido amenazado con anterioridad por Policías Ministeriales quienes literalmente le decían que lo ”iban a levantar”, existiendo ya un antecedente ante la Comisión Estatal de Derecho Humanos.

También, el gobernador del estado Juan Manuel Carreras señaló que su gobierno ya se encontraba trabajando en el secuestro.

De acuerdo con el CPJ, México es el país más peligroso para los periodistas en el hemisferio occidental y según cifras de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en el actual sexenio son 45 los comunicadores asesinados, sin sumar el caso de Daniel Esqueda.