Yanga.- A pesar de la magna inversión del Gobierno Federal en la construcción de la Unidad Deportiva y su inauguración realizada el año pasado, el inmueble carece de agua potable, la colocación de letreros electrónicos y el fomento para su uso.

Tras un recorrido por el lugar, se notaron algunas de las carencias y la inoperancia en la que se encuentra, a pesar de tener tres canchas para diversas disciplinas.

Entre ellas, la falta de agua potable en los sanitarios, así como la loseta que fue colocada en la sala del acceso al campo de beisbol, la cual ha comenzado a levantarse, debido al mal trabajo que se realizó.

Así mismo, los letreros electrónicos que fueron adquiridos para colocarlos en el interior de la cancha, permanecen arrumbados, sin poderles ser instalados para darles el uso adecuado.

En los primeros días como presidente municipal, Apolinar Crivelli, recorrió las instalaciones junto con arquitectos y personal de Obras Públicas.

A pesar de ser uno de los espacios deportivos mejor equipados, donde se cuentan con campo de beisbol, futbol seven y una cancha techada con capacidad para 3 mil personas, el fomento al deporte en este lugar ha sido nulo.



De la redacción

El Mundo de Córdoba