Cosolapa.- Juan Carlos Rosas Olivares fue denunciado por Maribel Sánchez Espinosa, como la persona que le vendía medicamentos de forma clandestina desde hace más de cinco meses, al igual que a otras personas que además le cobraba las consultas, pero luego de que la mujer hablara sobre el tema con el director, ésta ha recibido amenazas y hostigamiento por parte del enfermero.

Lo anterior, motivó a que Sánchez Espinosa realizara un escrito para denunciar al sujeto, el cual va dirigido al doctor Jesús Pérez Hernández, director del IMSS, para que tome cartas en el asunto, además de expresar la afectada que interpondrá denuncia penal contra el enfermero por amenazas y hostigamiento.

Desde hace unos días llegan personas a mi domicilio que se dicen ser licenciados del IMSS Subzona número 19 de Cosolapa, Oaxaca que van a ver lo del problema de los medicamentos y el cobro del pago de consultas, y para cerciorarme que fuera cierto, acudí con el director para preguntarle y este me dijo que no van de parte de ellos, “ante el temor de que atenten contra mi vida o la de mi familia, decidí interponer mi denuncia contra esta persona, a quien hago responsable en caso de que algo llegara a pasarme”, externó la agraviada.

Desde hace meses que este problema se viene desarrollando en la clínica del IMSS de Cosolapa, pero ninguna persona se había atrevido a denunciar estos hechos, el cual se suma a la falta de atención, limpieza y falta de medicamentos que son vendidos de forma clandestina por el personal del IMSS, a quienes ya comenzaron a denunciar por estos hechos.

La mujer afectada fue citada a la ciudad de Orizaba para que declare ante la oficina de investigaciones laborales, dependiente del departamento contencioso de la jefatura de servicios jurídicos, y de esta forma poder integrar la investigación correspondiente contra el enfermero que lucra con las necesidades de los derechohabientes.

De lo anterior, hay evidencias contra esta persona ya que existen grabaciones donde el enfermero le exige el pago de la consulta a la derechohabiente, y de lo contrario les niega realizarle las citas al Hospital General de Orizaba, a donde tienen que acudir para atención.


De la Redacción