Calcahualco.- El abandono de plantas de árboles maderables para reforestar los terrenos dañados por la mano del hombre por parte de dependencias gubernamentales y habitantes, aumenta el problema de daño a los bosques y tala inmoderada.

Cerca de 5 espacios utilizados como semilleros o procreadores de las nuevas plantas que serían sembradas en diferentes predios del Parque Nacional Pico de Orizaba y ejidos de las comunidades de Vaquería, Tlacotiopa y Jacal están en completo abandono.

Mientras que las miles de plantas se pierden en la maleza y se queman al continuar varios meses dentro de las bolsas de donde son cultivadas, algunas de ellas en otros invernaderos del estado de Puebla y México.

De acuerdo con algunos campesinos, expresaron que las plantas son entregadas por parte de los gobiernos a los habitantes de estas comunidades, sin embargo, al no existir tampoco apoyo para realizar el seguimiento del proyecto de la reforestación, estas son olvidadas en los viveros enmedio de los montes, debido al poco interés del gobierno para dar seguimiento que las plantas sean sembradas.

Esperan que con las nuevas autoridades encargadas de los departamentos de Fomento Agropecuario y Forestal den continuidad a este proyecto de reforestación, pero también estrategias de cómo dar mayor uso a los árboles.



De la Redacción