Fortín.- Los panteones de Mata Larga, Monte Blanco y de Santa Lucía se encuentran saturados y los habitantes a través de los comisariados ejidales de cada comunidad buscan adquirir más terreno para poder seguir sepultando a sus difuntos, la situacion se torna complicada en estos cementerios donde los pobladores deben buscar hasta el mínimo espacio para enterrar a sus familiares.

En los 3 cementerios, los pobladores señalaron que no existe más espacio, por lo cual les resulta complicado encontrar un espacio para sus difuntos, ya que estos lugares tienen más de 60 años de existencia y prácticamente se encuentran saturadas, por lo que han utilizado la tumba de sus familiares que llevan años sepultados, pero resulta complicado al tener que exhumar el cuerpo para hacerse de un espacio.

En el caso de Mata Larga, el comisariado ejidal la cabecera municipal Ignacio Flores Meza, señaló que existe un proyecto para que con apoyo del Ayuntamiento se puedan destinar 3 hectáreas y media para remediar la situacion de falta de espacio que presentan, ya que este cementerio es utilizado por habitantes de Villa Unión y más de 8 colonias ubicadas alrededor de la cabecera municipal, por lo que expresó que esperan el apoyo de las autoridades municipales para contar con es espacio y poder sepultar a sus difuntos.

Misma situacion se percibe en la comunidad de Monte Blanco donde cuentan con un panteón, el cual no tiene cavidad para más cuerpos y de igual forma se busca una hectárea y media para extender el área donde sepultar a sus difuntos, al respecto el agente municipal ha señalado que se buscaría ordenar la entrega de espacios para evitar que familias acaparen cierta cantidad de metros, dejando sin oportunidad a los demás pobladores, siendo que Monte Blanco es una de las comunidades más grande del municipio.

En el caso de Santa Lucía, existen tumbas que datan del año 1910 y los lugares prácticamente se han acabado, dando pie a la exhumación.



Sergio Arcos

El Mundo de Córdoba