Amatlán.- Hace 20 días el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares anunciaba la reconstrucción de siete kilómetros de la carretera del entronque de Peñuela a Potrero Viejo. La fecha para el inicio era a finales de septiembre y aún se desconoce la constructora que ganó la licitación.

Después de siete años de espera los ciudadanos de al menos tres municipios, se alegraron cuando el pasado 13 de septiembre una de las peores carreteras sería reparada, ya que es una de las peores carreteras, intransitables por el número de baches que hay.

“Pues se anunció con bombo y platillo, sólo esperemos que cumpla, porque además se viene el tiempo de lluvias y después de zafra y así será más difícil la reparación”, dijo José Torres, vecino de Amatlán.

Durante siete años, autoridades se olvidaron de repararla, afectando a más de 289 mil habitantes de los municipios conurbados y con un paso diariamente 33 mil automovilistas que transitan todos los días en una carretera destrozada y con baches de hasta 10 centímetros de profundidad, cuyos habitantes esperan la rehabilitación.



Jazmín Suazo Solís

El Mundo de Córdoba