México .-El Gobierno de Estados Unidos dio el primer paso para la construcción de su nueva Embajada en la Ciudad de México, cuya inversión asciende a 943 millones de dólares.

El proyecto está a cargo de Cadell Construction Company, que también compite para construir el muro fronterizo de Donald Trump.

Con la presencia de autoridades federales y capitalinas, ayer se llevó a cabo la ceremonia de colocación de la primera piedra de la sede diplomática, que tendrá una extensión de 3.4 hectáreas en la zona de Nuevo Polanco.

La Embajadora de EU, Roberta Jacobson, aseguró que están "rompiendo el suelo mexicano" para generar un ambiente extraordinario y nutrir las relaciones bilaterales.

"México es uno de los socios más cercanos y más valorados de Estados Unidos, somos vecinos con una profunda historia y con un futuro compartido", afirmó, e hizo un brindis por los próximos 100 años de las relaciones bilaterales.

Recordó que la sede actual inició sus operaciones en la Ciudad de México en 1964, pero la relación se ha transformado y diversificado, dijo, por lo que es necesario un nuevo edificio.

Carlos Sada, subsecretario para América del Norte de la Secretaría de Relaciones Exteriores, señaló que la nueva sede diplomática dará inicio a otro capítulo de la relación, en beneficio de todos.

En entrevista, se le preguntó qué piensa de que se coloque la primera piedra de una embajada y no de un muro.

"Es algo que nos llena de satisfacción, porque va a proyectar lo que es un relación que es por demás intensa, compleja, pero al mismo tiempo profunda", indicó.

Al acto asistieron también, Alfonso Navarrete, Secretario de Gobernación: Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la CDMX; Xóchitl Gálvez, delegada de Miguel Hidalgo, y el empresario Carlos Slim.

Reforma