México .-Mientras que Melania Trump es criticada cada vez que acude a algún acto público por sus elecciones al vestir, Ivanka Trump ha sabido ganarse a muchos con el simple hecho de vestir "low cost".

El lunes pasado, la hija del Presidente de Estados Unidos llegó a la Casa Blanca para el minuto de silencio por el tiroteo en Las Vegas con una falda de tweed y un suéter color mostaza de 23 dólares.

Con esta elección, Ivanka abandonaba por un día sus caras marcas de cabecera, como Oscar de la Renta, Carolina Herrera o Altuzarra, para vestir de Zara por menos de 90 dólares.

Completó su elección con unos zapatos negros con tacón transparente y unos grandes y llamativos pendientes en forma de flor.

Aunque en esta ocasión Ivanka se ha llevado halagos por apostar por la sobriedad y el "low cost", también ha sido criticada en más de una ocasión por sus caros outfits.

Le ocurrió el pasado noviembre, cuando lució un brazalete de su propia firma valorado en unos 12 mil dólares. Además de lo ostentoso, fue blanco de críticas por aprovechar la ocasión para promover la joya en sus redes sociales y difundir una nota publicitaria sobre dónde y cómo adquirir el accesorio de oro y brillantes.

Reforma