Monterrey, NL .-Tras ser engañados para que atendieran el reporte de restos humanos abandonados en una camioneta, cuatro agentes ministeriales de San Luis Potosí resultaron lesionados al explotar una bomba casera escondida en una hielera.

El hecho, considerado inédito, ocurrió a las 21:45 horas del miércoles en el Bulevar Río Santiago a la altura del Ángel de la Independencia, una de las avenidas más importantes de la Capital potosina.

Fuentes oficiales señalaron que dos agentes ministeriales y dos peritos resultaron con diversas lesiones cuando abrieron una hielera encontrada en la cofre de una camioneta Grand Cherokee.

Las autoridades presuntamente recibieron la denuncia de que en la hielera se encontraba un cabeza de mujer y al menos tres cuerpos y que había sujetos armados en el Bulevar Río Santiago.

Al llegar los agentes intentaron abrir la caja de hielo seco, pero ésta explotó al instante.

En el sitio se encontraron vísceras de animales y un narco mensaje dirigido a la Secretaría de Seguridad Pública.

La Procuraduría de Justicia del Estado supone, según las fuentes, que "la trampa explosiva" buscaba lesionar a más policías que atendieron el reporte porque en los asientos traseros se encontró un tanque de gas butano.

Las fuentes agregaron que las indagatorias señalan como responsable del hecho al "Comandante Gaffe", supuesto líder del Cártel del Noreste que busca extender sus operaciones en la zona.

Los policías lesionados presentan escoriaciones provocadas por clavos que salieron expulsados desde el interior del artefacto casero.

Aunque el hecho trascendió desde la madrugada de ayer, de manera oficial el Gobierno de San Luis Potosí no se ha pronunciado sobre lo ocurrido.

Desde inicios del 2017 San Luis Potosí ha sido el escenario donde grupos del crimen organizado se disputan el control de la plaza.

Ejecuciones, mensajes de grupos criminales, decapitados y colgados son parte de los hechos que se han documentado desde enero a la fecha.

Reforma