Cd. Victoria.-El ex Gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández Flores, fue detenido esta mañana en Ciudad Victoria, acusado de peculado y lavado de dinero. 

La Policía Investigadora tamaulipeca realizó la aprehensión al atribuir al ex Mandatario priista la adquisición ilegal de un terreno de mil 600 hectáreas del patrimonio del Estado, por 16 millones de pesos; actualmente dicha propiedad tiene un valor de mil 584 millones de pesos.

Los terrenos en cuestión se ubican en el Puerto Industrial de Altamira.

El expediente fue integrado por la recién creada Fiscalía Anticorrupción de la entidad, la cual hace poco lo había citado a declarar sin que acudiera a la comparecencia.

De acuerdo con fuentes ministeriales, el mandato de captura contra el ex Gobernador fue girada por un juez del sistema de justicia tradicional, no por uno de oralidad, ya que en el 2004 se presentó una denuncia sobre esta adquisición ilegal y la Procuraduría del sexenio de Tomás Yarrington archivó el caso.

De hecho, la acusación señala que Yarrington también participó en la apropiación ilícita del terreno, aunque no se precisó si también existe una orden de aprehensión en su contra.

En 2002, la Administración de Yarrington vendió en .87 centavos el metro cuadrado de las propiedades a Fernando Cano Martínez, su presunto prestanombres, a través de la empresa Construcción Villa de Aguayo.

Dicha compañía transfirió la propiedad a GMC Desarrollo Industrial de Altamira, cuyo dueño es Alberto Berlanga Bolado, supuesto testaferro y también Secretario de Obras Públicas y Desarrollo Urbano de Hernández.

El pasado 18 de septiembre Hernández fue visto en un restaurante en Monterrey, donde estuvo tres horas y luego se retiró sin pronunciarse sobre los procesos judiciales en su contra.

Hernández, quien fue Gobernador de Tamaulipas del 2005 al 2010, también encara una orden de aprehensión por lavado de dinero en Texas.

Agencia Reforma

Foto: Facebook