Ciudad de México.- Senadores del PAN advirtieron que la eventual renuncia de Margarita Zavala a su militancia en el blanquiazul implicaría una abierta ruptura, con riesgos de desbandadas.

El Presidente de la Cámara alta, Ernesto Cordero, advirtió que Zavala podría abrir un boquete de millones de votos al PAN, mientras el dirigente nacional, Ricardo Anaya, se quedará sólo con 280 mil votos de la estructura.

“Esto demuestra una gran fractura de Acción Nacional. Margarita trae los votos panistas y no quiero decir de la militancia del PAN, sino los millones de votos de ciudadanos que simpatizan con el PAN y que hicieron Presidentes a Fox y a Calderón”, dijo.

“Lo que trae Anaya es la estructura clientelar del partido. Margarita se va a llevar los votos y Anaya se va a quedar con la estructura”.

El ex Presidente del Senado, Roberto Gil, sostuvo que la posible renuncia de Zavala no está confirmada, pero consideró que, en caso de concretarse, el PAN enfrentaría una crisis sin precedente.

“El PAN se habrá fracturado por falta de política y por la ausencia de un liderazgo que arbitre este proceso”, acusó, el que fuera secretario del ex Presidente Felipe Calderón.

Otros ex colaboradores del sexenio calderonista también alertaron sobre los costos políticos que implicaría la salida de Zavala.

“Sería un gran golpe para Acción Nacional y sería el inicio de la división y de la ruptura”, afirmó Salvador Vega Casillas, Secretario de la Función Pública con Calderón.

“Esto habla de haber pasado de una tensión a una división interna y finalmente la ruptura, una ruptura muy evidente, estridente, que mucho lastima la buena imagen del PAN”, dijo Javier Lozano, Secretario del Trabajo del sexenio pasado.

A pregunta expresa, el senador Jorge Luis Lavalle consideró que, de concretarse la salida de Zavala, existe el riesgo de que más panistas renuncien a las filas de Acción Nacional.

“¿Habría una desbandada?”, se le preguntó. “En todas las encuestas vemos que Margarita tiene una enorme aceptación, hasta por encima de la del partido, por lo que muy probablemente eso podría ocurrir”, advirtió.

Los tres senadores panistas aseguraron que el riesgo de ruptura es responsabilidad directa del dirigente nacional, Ricardo Anaya, a quien acusaron de aprovecharse de su posición para marginar las aspiraciones de Zavala y Moreno Valle.

“Todo esto es culpa de Ricardo Anaya. Es resultado de una política impositiva, del chantaje, del agandalle. Es esta política de exterminio...”, aseveró Lavalle.


II Agencia Reforma