Según datos históricos, en Roma (SIGLO IV) a.C. Eran celebradas las “Fiestas Lupercales”, fiestas de iniciación sexual en honor al Dios Faunus Lupercus y que consistían en sortear a la mujeres jóvenes a los adolescentes varones, si les favorecía la suerte, tenían derecho a una compañía femenina durante un año. Claudio II (AÑO 270) prohibió el matrimonio porque quería soldados solteros, pues según su opinión, los hombres casados no eran útiles para ejercer la guerra, ya que perdían la capacidad y el temple para lograr triunfos bélicos a favor de Roma.

Valentín, Obispo de Iterama rechazó esta ley injusta y decidió oficiar casamientos en secreto, Claudio al enterarse lo mando decapitar. El Papa Gelacio prohibió la realización de las “Fiestas Lupercales” y proclamó santo al Obispo ejecutado, San Valentín Patrono del Amor.

El día 14 de Febrero celebramos a San Valentín, también llamada esa fecha como “DÍA DEL AMOR Y LA AMISTAD”

¿Qué es el AMOR?, Es muy difícil dar una definición exacta, unificar criterios y concretar este concepto, sin embargo, casi todos estamos de acuerdo, que es un hermoso sentimiento cuya energía mueve y sostiene a la humanidad; además, habrá que agregar que el afecto y el amor son necesarios para nuestro bienestar, armonía y satisfacción interna.

¿Qué es la amistad? (AUTÉNTICA) “Es el sentimiento que nos mantiene unidos en el corazón”, cuando encontremos un amigo(a) verdadero, debemos valorarlo, cultivarlo y conservarlo como un regalo de vida.

Para lograr amar y ser amado, debemos empezar por amarnos a nosotros mismos (nadie puede dar, lo que no tiene) y para obtener el amor, existe un abanico de posibilidades basadas siempre en aplicar el bien, en nuestra familia, compañeros, amigos y relaciones humanas.

Ojalá dedicáramos todos los días de nuestra existencia al amor, así evitaríamos las guerras, los crímenes, los conflictos, la delincuencia, etc. Sobre todo si practicamos siempre el “AMOR AGAPE” que es el más puro y sublime y consiste en el amor a DIOS, la naturaleza y a la humanidad.


Lucía Priego de Magaña


Los comentarios y puntos de vista expresados en esta página son cortesía y responsabilidad de quien los escribe, además de que no representan necesariamente el punto de vista de Sociedad Editora Arróniz