MADRID, España.- La Fiscalía General del Estado de España ordenó este miércoles investigar a más de 700 alcaldes de Cataluña por cooperar con el referendo separatista que ya fue suspendido por una corte superior y solicitó su arresto en caso de que no acaten las órdenes.

No obstante, la coalición que gobierna en dicha región del noreste español ha dicho que de cualquier forma seguirán adelante con la votación planeada para el 1 de octubre y pidió a los 947 alcaldes catalanes que sean los encargados de proveer lo necesario para el plebiscito.

El Gobierno conservador del Presidente Mariano Rajoy se ha comprometido a detener la consulta y el Tribunal Constitucional le concedió suspender el referendo catalán mientras los jueces deciden sobre su legalidad.

Hoy, el Fiscal General, José Manuel Maza, ordenó a los fiscales provinciales que investiguen a 712 alcaldes que ya han ofrecido instalaciones municipales para la votación de autodeterminación y a la Policía regional catalana arrestarlos si no acuden a testificar "en el plazo más breve posible".

Ante esto, el Rey Felipe VI insistió en que la convivencia democrática alcanzada en España "después de muchos sacrificios" y gracias "a la generosidad de todos" solo es posible si las leyes que la regulan y organizan son atendidas y cumplidas por los ciudadanos y por las instituciones; y si los derechos y libertades de los ciudadanos son tutelados y respetados por los poderes públicos.

Ek monarca también afirmó que la Constitución "prevalecerá sobre cualquier quiebra".

REFORMA