Panamá.- Al menos 13 muertos y 8 desaparecidos hasta el cierre de edición han dejado las lluvias asociadas a la tormenta tropical Nate en Centroamérica, con Costa Rica como el país más afectado con más de 5,000 refugiados, inundaciones y daños a la infraestructura y la agricultura.

La tormenta, ya calificada como uno de los peores desastres naturales de los últimos años en Costa Rica, causó al menos 7 muertos y el presidente Luis Guillermo Solís declaró este jueves la emergencia nacional para agilizar la movilización de recursos para atender a los damnificados.

Hay unos 80 albergues en todo el país donde se refugian más de 5 mil personas. Autoridades suspendieron clases a nivel nacional y el Gobierno dio asueto a los trabajadores públicos con excepción de quienes deben trabajar en la atención de la emergencia.


II EFE