Washington, EU.- La política estadounidense vive el año de las sorpresas.

La Asociación Nacional del Rifle (NRA, en inglés), el grupo más poderoso a favor de la portación y uso de las armas de fuego en el país, aseguró ayer estar abierta a una regulación más estricta de las "bump stock" usadas por el tirador de Las Vegas.

"Llamamos a revisar inmediatamente si estos dispositivos cumplen con la ley federal. La NRA cree que estos dispositivos diseñados para permitir que los rifles semiautomáticos funcionen como rifles completamente automáticos deben de ser sujeto de regulaciones adicionales", manifestó el grupo.

De acuerdo con la legislación federal estadounidense, las armas automáticas están prohibidas para su comercialización desde 1986, pero la NRA se había rehusado a cualquier tipo de debate legislativo sobre ellas al afirmar que podría golpear el uso de otro tipo de armas.

""Prohibirle armas a los estadounidenses respetuosos de la ley con base en el acto criminal de un loco no hará nada para prevenir futuros ataques", agregó la asociación.

Ayer mismo, la vocera de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dio la bienvenida a la renovada posición de la NRA, uno de los grupos que durante la campaña presidencial de 2016 resultaron decisivos para la candidatura exitosa del hoy Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Apenas el miércoles, 35 Senadores demócratas presentaron una propuesta de ley en el Senado para prohibir la venta y posesión de las culatas de recambio, algo a lo que algunos republicanos estuvieron abiertos.

Agencia Reforma

Foto: EFE