Xalapa.- De las 40 recomendaciones emitidas por la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en este año, el 40 por ciento fueron dirigidas a los ayuntamientos, en su mayoría porque las policías municipales lesionan la integridad personal y los inspectores del área de Comercio se exceden en sus funciones, informó la presidenta de este organismo estatal, Namiko Matzumoto Benítez.

La mayoría de las quejas ciudadanas en contra de los ayuntamientos de Veracruz ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) es por la actuación de las policías municipales, por el uso ilegitimo de la fuerza que lesiona la integridad personal.

El segundo motivo de queja en contra de los ayuntamientos es “el exceso en el ejercicio de sus funciones” por parte de los inspectores de las direcciones de Comercio, cómo fue el caso del ayuntamiento de Coatepec, en el que la CEDH emitió una recomendación por violar varios derechos humanos, entre ellos “el derecho a la integridad personal”.

“Es una recomendación paradigmática porque se abordó desde la perspectiva de género, considerando que la mayoría de los quejosos o las quejosas eran mujeres”, explicó.

En el palacio municipal se llevó a cabo la firma de convenio de colaboración entre la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y el ayuntamiento local para establecer diversas acciones en la promoción, respeto y protección de los derechos humanos por parte de servidores públicos municipales.

Matzumoto Benítez Invitó a los 211 ayuntamientos restantes para que se animen a realizar la firma de colaboración con la CEDH y así capacitar a sus servidores públicos en materia de Derechos Humanos.

En el caso del ayuntamiento de Xalapa, se registró una conciliación en el año 2015, cuando un grupo de vecinos interpusieron una queja en el 2014 ante la CEDH por el cambio de vitalidades en las zona del mercado Los Sauces que llevaron a cabo las autoridades municipales sin que los consultaran previamente.

En la actualidad, la CEDH recibió dos quejas ciudadanas contra los inspectores de Comercio de Xalapa, por “exceso en el uso de funciones de inspectores”.


II AVC