El resguardo y los depósitos de agua que los habitantes que se ven obligados a hacer ante la escasez del líquido y el tandeo, son puntos de riesgo para brote de mosquitos portadores de dengue, chikungunya y Zika, alertó el coordinador de Vectores de la jurisdicción sanitaria, Miguel Bonilla Díaz.

Bonilla Díaz explicó que por la agudización del problema de escasez agua en la ciudad, los habitantes se han visto obligados a almacenar agua en distintos contenedores, lo que para el área de Vectores también representan puntos de posibles brotes de mosquitos.

“Esto es riesgo para nosotros, trabajamos de manera coordinada con Cofepris, la Comisión de Agua, Hidrosistema y el programa de ‘Patio Limpio y Cuidado del Agua Almacenad’, con el objetivo de que las personas que está acumulando agua protejan estos depósitos de sus viviendas”.

Indicó que actualmente se movilizan 200 elementos de su área a cargo en toda la jurisdicción para controlar el brote de mosquitos portadores de infecciones, de los cuales 55 son de la ciudad de Córdoba. El funcionario precisó que el departamento de fumigación se concentra en la zona de paso del ferrocarril por la movilidad de los migrantes.

Dijo que tiene colocadas mil 100 ovitrampas en toda la ciudad con el fin de saber la densidad de los insectos vectores infecciosas y monitorear las colonias con antecedentes de alerta de enfermedad de dengue.

Reveló que al primer trimestre se han fumigado 70 mil casas en Córdoba, las cuales representan las 32 colonias de mayor riesgo, entre las que destacan Santa Cruz Buena Vista, la zona del barrio de La Estación, Aguillón Guzmán, Márquez Hoyos, principalmente, sin embargo señaló que esto equivale a la cobertura del 50 por ciento de la ciudad.

Por las recientes lluvias y el clima cálido que se presenta en esta temporada, relató que el año pasado se registraron 32 casos de brotes, por lo que han mantenido especial atención a la colonia Buena Vista.

Expuso que en la zona de La Estación y colonias aledañas es donde es común ver migrantes de Centroamérica, por lo que el área de Vectores también se mantiene alerta teniendo cuatro visitas por año a estas viviendas de riesgo.

“Tratamos de fumigar todo el lado del ferrocarril en un área alrededor de hasta tres manzanas; esto en todo el territorio que nos toca, desde el municipio de Tezonapa, Omealca, Cuichapa, Amatlán, Fortín, Córdoba, todo ese paso de vía para nosotros se está trabajando”, agregó.


II Alejandro Aguilar

EL MUNDO DE CÓRDOBA