Ocho municipios de la región fueron emplazados y podrían ser sancionados económicamente por la Comisión Federal de Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) al incumplir con la cloración del agua que consumen unos 80 mil habitantes.

“Cofepris México pidió en junio a los ayuntamientos que cloren el agua, pero hay municipios como Carrillo Puerto, Paso de Macho, Cuitláhuac, Omealca, Yanga, Alpatláhuac, Naranjal, Tlacotepec de Mejía y Coetzala, entre otros, que están por debajo de los 0.2 puntos por millón cuando la norma establece que debe estar de 0.5 a 2”, comentó el jefe de Regulación Sanitaria, Jaime Gallardo Medina.

El riesgo, dijo el entrevistado, es que esa agua que se utiliza tanto para el aseo como para la cocción de alimentos podría exponer a los habitantes a diferentes enfermedades.

“Si el agua no está clorada y nos lavamos las manos, desde ese momento se genera una contaminación cruzada. A los ayuntamientos ya se les mandó un informe de resultados en donde tienen que corregir todas esas anomalías”.

El jefe de Regulación Sanitaria expresó que se dio un plazo de 10 a 15 días hábiles para que las administraciones municipales corrijan las irregularidades antes de proceder a las sanciones económicas, aunque no reveló de cuánto podrían ser.

“Hay ayuntamientos que tienen sistemas de abastecimiento y otros municipios que los regulariza la CAEV, pero a todos ya se les notificó de esta anomalía”.

Expresó que dentro de este monitoreo realizado por la Cofepris se analizaron otros temas como la presencia de bacterias coliformes pero que los resultados de esas muestras se darán a conocer en unos cinco u ocho días.

En otro tema, el funcionario estatal dio a conocer que el fin de semana se suspendió un bar en Córdoba por violar la Ley federal de control del tabaco.

En este caso mencionó que previa presentación de evidencias, oficinas centrales le retirará la medida de seguridad.


II Noé Carrillo Molina

EL MUNDO DE CÓRDOBA