La Dirección General de Espacios Educativos realizará la supervisión de 30 planteles escolares afectados por el sismo del 19 de septiembre.

Los municipios a recorrer y constatar posibles daños estructurales, que conllevarían la suspensión de clases, son Córdoba, Fortín, Amatlán y Ciudad Mendoza.

De acuerdo a supervisores de obra de la dependencia estatal, cuyo nombre se reservaron, hay muchas necesidades pero aseguraron que estarán trabajando durante los siguientes 15 días en busca de atender todas las preocupaciones de los padres de familia.

“Estamos haciendo un paréntesis para atender este tema de las aulas dañadas por los sismos, que fueron muchas, y que las estamos atendiendo una por una para descartar afectaciones a los niños”, comentó uno de ellos.

Hoy por la mañana, padres de familia del jardín de niños ‘Itzcoatl’, del fraccionamiento Arboledas, realizarán una junta informativa para definir qué acciones realizarán pues cuatro salones de clases presentan cuarteaduras.

Hasta ayer, según dijo una madre de familia del plantel, un total de 58 estudiantes seguían estudiando en un mismo salón de clases, lo que representa un gran riesgo en caso de un nuevo movimiento telúrico.

Mientras tanto, directivos del jardín de niños “Rosaura Zapata”, afirmaron que hasta ayer seguían esperando la visita de personal de Espacios Educativos, a fin de que confirmaran o descartaran las observaciones hechas por Protección Civil municipal.

El titular de la Unidad Municipal de Protección Civil, Jesús Avalos Ibarra, reconoció que se han realizado 283 revisiones de inmuebles, en las cuales el 95 por ciento (268) obedecen a la falta de mantenimiento.


II Noé Carrillo

El Mundo de Córdoba