En medio de un fuerte operativo por parte de autoridades ministeriales y del Mando Único, fue trasladado la tarde de ayer Rolando “N”, de las instalaciones de la corporación policiaca en la colonia Buenavista al penal de mediana seguridad de La Toma en el municipio de Amatlán, en donde tendría su audiencia de vinculación a proceso por su presunta implicación en un homicidio cometido en el estacionamiento de una plaza comercial de esta ciudad.

Cerca de las 6:30 de la tarde policías ministeriales, militares, estatales y elementos de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), escoltaron a Rolando “N”, quien de acuerdo a una orden de un juez de control fue requerido en las salas de audiencias de La Toma, en donde enfrentó una audiencia de vinculación a proceso por un homicidio perpetrado el 9 de enero de 2017, según se conoció.

Un comando integrado por 15 vehículos escoltaron “agachado” en el interior de una camioneta Toyota Hilux al detenido.

Al llegar a las instalaciones de La Toma, la Hilux ingresó hasta la zona de salas de audiencia, para después ser cubierta por dos camionetas con el fin de bloquear a los curiosos y a los medios de comunicación al momento en que el detenido ingresaría a la sala correspondiente para enfrentar la audiencia.

“Retiren a los que no formen parte de las fuerzas policiales”, fue la orden de uno de los superiores a los elementos que se encontraban en la explanada.

Minutos después, un fiscal indicó que ya podría ingresar el detenido y en medio de un valla formada por ministeriales, Rolando “N” entró a su audiencia, la cual seguía hasta el cierre de edición. La Fiscalía también había emitido comunicado al respecto.


II De la redacción

El Mundo de Córdoba