Tehuacán.- Elementos de la Policía Federal, división de Seguridad Regional, aseguraron ayer un tráiler del cual la caja que remolcaba llevaba escondidos entre sus muros 310 kilogramos de polvo blanco con las características propias de cocaína.

Los hechos fueron registrados durante la madrugada, sobre la autopista Puebla-Córdoba, el conductor de dicha unidad fue detenido y la carga fue asegurada.

Tras los hechos, oficiales se encontraban realizando un patrullaje de verificación y seguridad por la zona, cuando de repente tuvieron contacto con un camión que al no mostrar su razón social, tuvieron que darle alcance ya que dicha unidad infringía al reglamento de Autotransporte Federal y Servicios Auxiliares.


La documentación

Oficiales federales le solicitaron al chofer que detuvieran su marcha y al mismo tiempo le solicitaron la documentación de la unidad, además de que lo cuestionaron sobre su carga.

A lo que el conductor de la unidad respondió que transportaba 200 tarimas de madera, por lo cual federales procedieron a realizar una inspección de seguridad en el área de carga.

Uno de los oficiales pudo observar que se encontraban unos tornillos removidos en la pared de la caja, entonces levantó el muro y descubrió una pared falsa y detrás de ésta varios paquetes.

Por lo anterior federales lograron hallar 308 paquetes de polvo similar a la cocaína, los cuales iban escondidos entre la pared de la caja refrigerante del camión, dando un peso de 310 kilogramos de polvo blanco.

Oficiales federales procedieron a leerle sus derechos al chofer de la unidad de carga con la droga quien fue detenido y puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR), en la ciudad de Puebla, así como también el cargamento y el tráiler.


De la redacción

EL MUNDO DE Córdoba