Un presunto asaltante fue golpeado por tres hombres dentro de las instalaciones de una agencia automotriz ubicada a un costado del distribuidor vial El Diamante. Elementos de la Policía Estatal subieron al señalado a una patrulla y lo trasladaron a las instalaciones del Mando Único.

Mientras que lo tres hombres, de oficio traileros, se quedaron en el lugar en espera de más elementos de la Policía Estatal a quienes contaron a detalle lo ocurrido. Minutos después los hombres también se retiraron junto con los policías para realizar la denuncia correspondiente en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).


Lo golpean

El reporte de auxilio fue solicitado a las 4:45 de la tarde. Un joven, al parecer armado, ingresó corriendo a las instalaciones de la agencia de vehículos, mientras que otros tres que lo seguían, lo alcanzaron y empezaron a golpearlo en la sala de exhibición de los automóviles.

Varios empleados del lugar al ver lo ocurrido, se refugiaron y dieron aviso a la Policía Estatal, marcando al número de emergencias 911. “Nos resguardamos en la parte de atrás, pues temíamos que fuera a suceder algo peor”, relató una trabajadora de la agencia a El Mundo.

Después de unos minutos llegaron cinco patrullas de las que descendieron decenas de oficiales, quienes entraron al lugar y se llevaron en una patrulla al presunto asaltante, quien empezó a gritar.

Mientras tanto los tres traileros explicaron a los uniformados que se encontraban estacionados en una gasolinera a un costado de la autopista, cuando llegó el hombre armado con toda la intención de asaltarlos, por lo que ellos decidieron defenderse y empezaron a seguirlo hasta llegar a la agencia.

Después de media hora de lo ocurrido, de la agencia automotriz se retiraron las patrullas que estaban estacionadas enfrente, pero se quedó una unidad policial para seguir resguardando el lugar ante cualquier otra situación que pudiera darse.

Trascendió que el detenido arrojó un arma en la agencia, pero al cierre de edición no había sido confirmada la versión.


II De la redacción