Ixtaczoquitlán.- Un policía municipal que había sido privado de su libertad, así como dos hermanos, fueron hallados muertos y sepultados en un terreno que se localiza en la Tercera Privada y calle Vicente Guerrero de la congregación de Cuautlapan, ayer por la mañana.

A pesar del hermetismo de las autoridades, se conoció extraoficialmente que el policía zoquiteco Raymundo Herrera Ortega, de 25 años, es uno de los hombres hallados muertos en ese lugar.

En el mismo punto, fueron encontrados los cuerpos de dos hermanos de los que hasta el momento se desconocen sus nombres, pero que según se sabe también fueron secuestrados.


El lugar

Una fuente policíaca dijo que como el terreno es propiedad privada, necesitan una orden del juez de control, para que los peritos de la delegación de los Servicios Periciales inicien los trabajos de excavación.

Elementos de la policía zoquiteca resguardan la zona donde al parecer se hallan los cadáveres de los tres hombres, y por ningún motivo permiten la entrada a ese lugar a personas extrañas.

El hallazgo se habría dado por los empleados del terreno, quienes al comenzar sus labores se toparon con los montículos de tierra y al aproximarse se percataron que había personas enterradas.

A pesar del hermetismo de las autoridades, se conoció que será hoy cuando las autoridades realicen el retiro de los cuerpos, para iniciar el proceso de identificación oficial y que los cadáveres sean reclamados por familiares.


II DE LA REDACCIÓN

El Mundo de Córdoba