Ciudad Mendoza.- Elementos de la Policía Ministerial de Córdoba rescataron sano y salvo a un chofer que había sido secuestrado, y estaba cautivo en una casa abandonada que se localiza a la altura del paradero de San Cristóbal, en los límites entre los municipios de Orizaba y Mendoza.

El operador, Patricio Castillo Orozco, de 50 años años, fue liberado y llevado con el médico legista, posteriormente los oficiales lo trasladaron a la Fiscalía mendocina, para que presentara su denuncia formal.


El operativo

Ayer al mediodía, agentes de la Policía Ministerial de la zona centro, armados y a bordo de varias patrullas, circulaban sobre el carril de descenso de la autopista Puebla-Córdoba. En el tramo Río Blanco-Ixtaczoquitlán a 100 metros de la parada de San Cristóbal, se percataron de que dos sujetos se asomaban de unas ventanas sin protección en una casa abandonada.

De inmediato se detuvieron y varios agentes policíacos, descendieron empuñando sus armas largas y se dirigieron hacia el inmueble. Los delincuentes escaparon al ver a los oficiales.

Al caminar a la parte alta descubrieron tirado en el suelo de una de esas habitaciones a un hombre amarrado de pies y manos y vendado de los ojos. La Fiscalía confirmó el hecho a través de un boletín.


El secuestro

Cuando la víctima fue interrogada, relató que la noche del pasado miércoles, desconocidos lo habían asaltado y lo despojaron de un tráiler Kenworth blanco, placas 12AG-1C con razón social “Umimex”, cuya carga no fue especificada.

Tras haberlo interceptado sobre la autopista del tramo de Maltrata, lo trasladaron en un vehículo a esa casa abandonada, donde lo mantuvieron privado de su libertad durante 12 horas.

En el comunicado enviado por la Fiscalía General del Estado, se informa que la investigación continuó, por lo que al mediodía del jueves, en Nogales, fue localizado el tráiler, aunque los ladrones ya se habían llevado la carga, por lo que la caja estaba vacía.

El agraviado interpuso su denuncia ante la Fiscalía mendocina, por estos hechos de los cuales fue víctima, después de que fuera revisado por el médico.


II LEOBARDO LIMA

EL MUNDO DE CÓRDOBA