La reina de la gimnasia artística y multimedallista en Río 2016, la estadounidense Simone Biles, tendrá una dura batalla en el All-around luego de que en el Mundial de la especialidad ha surgido como su más seria rival la japonesa Mai Murakami.

Aunque Biles, tricampeona mundial, no acude a este certamen debido a que toma un receso tras sus triunfos en los Juegos Olímpicos, ya tiene en la asiática a una rival de consideración y en Montreal podría convertirse en la nueva monarca.

En la ronda preliminar, Murakami brindó una actuación limpia, sin muchos errores técnicos en sus salidas en la viga de equilibrio y los ejercicios al piso, dos aparatos que domina y seguro obtendrá el título.

A sus 21 años de edad, esta pequeña competidora japonesa ha hecho que los ojos del mundo estén en ella. Muestra elegancia y precisión en sus rutinas. No es alta, pero si muestra una fortaleza en el dominio del escenario.

Poco se sabe de ella y muy a manera silenciosa ha destacado en los primeros lugares de las justas en las cuales ha participado desde los 13 años de edad.

En la fase de clasificación, Murakami obtuvo el primer lugar con un puntaje global de 55.933, y con ello superar a la estadunidense y marcada como favorita Ragan Smith, con 55.932, a tan sólo 0.001 de diferencia.

Si bien Biles se había convertido en la “reina” absoluta de la gimnasia, ahora cuando regrese tendrá en esta pequeña asiática a su más fuerte rival.


Agencias