La bolita está del otro lado. Jesús Perales, presidente de la Federación Mexicana de Voleibol (FMVB), se reunió ayer con Leticia López, alcaldesa de Córdoba, y explicó a El Mundo que la intención es que en este mismo año la Ciudad de los 30 Caballeros sea sede de otro torneo internacional, apuntando todo al Panamericano varonil.

En caso de concretarse dicho torneo internacional como sede principal para Córdoba, sería el quinto año consecutivo con torneos de primer nivel tras los Juegos Centroamericanos 2014, el Continental Norceca 2015, el Nacional de Segunda División 2016 y el Mundial Sub 20 femenil del año pasado.

“La idea era platicar con la alcaldesa, porque no tenía el gusto de conocerla. Aprovechamos también para estar en Orizaba, pero en el caso de Córdoba lo que se busca es continuar dándole seguimiento a los torneos internacionales que se han realizado, la alcaldesa se mostró con mucha disposición y ya hay eventos que podemos hacer pero Córdoba no puede sola y se tienen que aliar con otros municipios y la alcaldesa buscará quién se puede sumar para aterrizar ya algo formal”, afirmó Perales en exclusiva.

Sobre qué evento podría llegar a Córdoba como sede principal, a la espera de otro municipio que se apunte como subsede (para lo que Orizaba quedó descartado al menos para el 2018), Perales se refirió al Panamericano varonil como el evento ideal.

“Hay varios eventos, pero uno de ellos es la Copa Panamericana de hombres que es en agosto y es clasificatorio para Juegos Panamericanos y México ya lo tiene, por lo que es uno de los que hemos estado platicando con algunos estados y obviamente Córdoba tiene preferencia por lo que ha conseguido y no queríamos dejarlos fuera de la jugada. Lo platicamos con la alcaldesa y quedaron en revisarlo para ver la posibilidad porque se debe hacer en dos ciudades”.

Para que finalmente se pueda concretar de forma oficial la Copa Panamericana varonil 2018 la alcaldía deberá buscar el apoyo de otro municipio para repartir gastos y que funcione como la subsede del evento, esto deberá darse en un plazo a más tardar en los próximos 10 días.

“Quedamos de hablar la próxima semana, porque además no hay mucho tiempo y nos va a ganar el tiempo. Se quedó el tema con ellos para el seguimiento y ellos van a determinar cuándo nos podemos ver, y espero que antes de que finalice la próxima semana podamos hablar de algo ya definitivo”, sentenció Perales, el máximo dirigente del voleibol mexicano.

 

J. Antonio Marín B.

El Mundo de Córdoba