Orizaba.- Una jornada de varias horas de violencia se vivió esta semana en la zona, empezando por el hallazgo de dos personas asesinadas y abandonadas en la cajuela de un taxi, en Ciudad Mendoza. En ese mismo municipio, tres hombres fueron acribillados la madrugada del pasado viernes y por la noche de ese día, un joven fue acribillado dentro de una casa del fraccionamiento La Hacienda de Río Blanco.

Los crímenes, de acuerdo a las indagatorias de las autoridades, se perfilan como ajustes de cuentas entre presuntos grupos delictivos.

La ejecución del ruletero y su compañero que fueron hallados en una cajuela se perfila como una posible venganza, por lo que la Policía Ministerial intensificó sus investigaciones.

Los finados eran Antonio Velásquez Huerta, de 28 años, sobrino del actual director de Protección Civil de Río Blanco y Luis Ángel Rosas de Dios, de 21 años.

En el caso del homicidio de tres personas tras una persecución en Ciudad Mendoza, se trataría también de una venganza entre dos grupos criminales .

Se conoció que uno de los posibles responsables es buscado por diferentes corporaciones policiacas de Puebla y habría llegado a Soledad Atzompa.

El asesinato de un hombre dentro de una vivienda y en donde resultaron heridos de bala dos hombres más, también se trataría de un ajuste de cuentas. El finado recientemente llegó a Río Blanco procedente de Poza Rica.

La esposa del hoy extinto compareció ante el Ministerio Público Municipal, para realizar oficialmente la identificación de Julio César Alvarado Flores, de 26 años.

En su comparecencia dijo que su esposo arribó a Río Blanco para visitar a sus abuelos que viven en la colonia Xicotepec, pero dijo desconocer los motivos por los cuales fue asesinado a balazos.


II DE LA REDACCIÓN

EL MUNDO DE CÓRDOBA