La Fiscalía General del Estado (FGE) determinó como posible un “ajuste de cuentas” sobre el homicidio de Santiago Vela Sánchez, alias “El Nico”, quien fue hallado maniatado, con huellas de tortura y con un impacto de bala en la cabeza la mañana del sábado en el camino de terracería que conecta la zona de Villa Libertad de Fortín con en La Patrona, en Amatlán.

Ministeriales indagan el por qué la víctima portaba un garete de prensa.

A la víctima se le encontró una identificación de un medio de comunicación entre sus pertenecías, por lo que al darse a conocer al deceso y la posible relación de que fuera comunicador, la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) y la empresa radiofónica que habría emitido la credencia (Grupo Radiofórmula) emitieron comunicados para descartar que la persona se desempeñara en los medios de comunicación.

Hasta ahora la FGE se mantiene hermética sobre la supuesta identificación del comunicador, ya que podría haber sido utilizado con fines de lucro.

Serán las autoridades ministeriales las que se encarguen deaveriguar el motivo del por qué la víctima asesinada portaba esa credencial apócrifa en sus ropas.

Santiago Vela era dueño de la refaccionaría “Herbi”. Así mismo se conoció que desde el martes pasado se encontraba desaparecido, lo que servirá de indicio para esclarecer su homicidio.