Con parciales de 22-25, 10-25, 26-24, 25-23 y 17-15 en la victoria con pizarra de 3 sets por 2 sobre el cuadro de Serbia, el equipo de Estados Unidos obtuvo dos puntos de oro para catapultarse a la siguiente ronda del Mundial Sub 20 femenil de voleibol sala.

Mención aparte merecen las jugadoras Leah Edmond y Ronika Stone que se echaron el equipo al hombro logrando entre ellas dos la friolera de 25 puntos ademas de las intervenciones de Brionne Butler que encaminaron al representativo de las barras y las estrellas a una sufrida victoria que las mantiene en la pelea de la segunda ronda entre los 8 mejores equipos de la competencia.

Serbia tomó la batuta del cotejo que al final del primer set otorgaría buena renta a las jugadoras serbias con la victoria parcial de 25-22.

Convertidas en una auténtica aplanadora, la Selección de Serbia arrancó la acción del segundo set en donde las jugadoras de Estados Unidos no encontraban la brújula para hacer frente a un equipo que peleaba cada punto con la misma intensidad, situación que al final de la segunda manga favoreció a las primeras con triunfo por 25-10.

Negándose a morir de nada y sacando por delante la gran mentalidad competitiva con la que cuentan, las jugadoras de las barras y las estrellas saltaron a la cancha de la Arena Veracruz con energías renovadas para en un set sumamente parejo sacar la ventaja de 26-24 para meterse de nueva cuenta a un juego que parecía perdido para las norteamericanas.

No conformes ganaron el cuarto set 25-23 y forzaron a la muerte súbita donde lograron doblegar a las europeas y con ella clasificarse como segundas.


Iván Madrid

Grupo Arróniz