Dice la canción, canta y no llores. Pero al final, la Arena Córdoba terminó en llanto tras la dura caída de la Selección Mexicana Sub 20 femenil de voleibol ante su similar de Bulgaria en un partido que se alargó hasta los cinco sets.

Las europeas aprovecharon el gran trabajo de bloqueo realizado por Monika Krasteva, Borislava Saykova y Emileta Racheva, quienes también en el ataque búlgaro fueron un dolor de cabeza para el equipo dirigido por Luis Alberto León.

Y al final, la falta de concentración, el saque y errores no forzados sacaron a México de toda posibilidad de pelear el título de la división, por lo que hoy por la mañana viajarán a Boca del Río para tratar de cerrar de forma decorosa su participación en el evento.

Monika Krasteva con 20 unidades, Aleksandra Milanova con 17 y Emileta Racheva con 16 cargaron con el ataque búlgaro que a pesar de tener un pésimo cuarto set logró reponerse en la última manga.

El equipo mexicano, fiel a su costumbre en el actual Mundial Sub 20 femenil, tuvo que venir de atrás nuevamente puesto que las jugadoras europeas se llevaron el primer parcial por un apretado 27-25; y entonces llegó el ‘power’ mexicano para emparejar los cartones al ganar la segunda partida por 26-24.

Con el ánimo por los cielos el equipo tricolor se cayó nuevamente en la siguiente manga y Bulgaria se lo llevó 25-12, pero las mexicanas que contaron con un gigante apoyo de la afición cordobesa y regresaron por 25-19 y forzaron un quinto parcial.

La Arena coreaba el grito de ¡México, México! Máxime gracias al trabajo de Paloma Gutiérrez, quien a partir del cuarto set le puso corazón y alma al juego. En ese último parcial México tuvo ventaja hasta de cinco puntos, pero las búlgaras jamás perdieron la concentración y terminaron por llevarse el set por 15-9.


J. Antonio Marín B.

Grupo Arróniz